Alternancia también frente a la pobreza

Alternancia también frente a la pobreza

24-06-15

Los nuevos gobernantes deben tomar medidas efectivas frente a la pobreza y la desigualdad. No es únicamente el gobernador de Guerrero, en donde se conocen los altos índices de pobreza. También tienen una gran tarea en este aspecto Michoacán, Nuevo León, Querétaro y Sonora. Son los cinco estados donde hubo alternancia de partido en la elección de Gobernador. Para responder al voto de castigo y no padecerlo después, deben reducir drásticamente la pobreza y la desigualdad en sus entidades. La realidad de pobreza está presente en todo el territorio nacional. Se habla más de estados como Chiapas y Oaxaca o de pequeños municipios como Cochoapa y Metlatónoc en Guerrero. Sin embargo los datos para estos cinco estados también resultan de gran magnitud y requieren ser abordados con seriedad. La siguiente tabla muestra el número y proporción de personas en pobreza en estos cinco estados.

Fuente: Elaboración propia con base en datos de CONEVAL. Medición multidimensional de la pobreza 2012. Se consideran personas en pobreza por ingresos aquellos con ingresos inferiores a la Línea de Bienestar.

De los cinco estados con alternancia a nivel Gobernador, el que tiene mayor cantidad de personas en pobreza es Michoacán con más de 2.6 millones de personas, seguido muy de cerca por Guerrero con 2.5 millones de personas. El estado de Nuevo León tiene más de un millón y medio de personas en pobreza, Sonora casi un millón y Querétaro poco más de 800 mil. Estos datos exigen acciones efectivas. En los estados en que la proporción es menor representa alrededor de un tercio de la población. Uno de cada tres habitantes de Sonora y casi uno de cada tres neoloneses viven en pobreza por ingresos. Poco menos de la mitad de los queretanos está en esa condición. Más de la mitad de los michoacanos, casi 6 de cada diez y casi tres cuartas partes de los guerrerenses, es decir más de 7 de cada 10 vive con ingresos insuficientes para adquirir los satisfactores básicos. La prestación de los servicios de salud es una responsabilidad de los gobiernos estatales, ahí también hay mucho que hacer. Cada vez se canalizan más recursos para proveer acceso efectivo a la salud para población que no tiene seguro social. En 2012 se habló de “cobertura universal de salud”. A nivel nacional los datos muestran que uno de cada cinco mexicanos carece de acceso a servicios de salud. La falta de acceso efectivo es aún mayor. La siguiente tabla muestra los datos para los cinco estados.

Fuente: Elaboración propia con base en datos de CONEVAL. Medición multidimensional de la pobreza 2012. Se usa la variable carencia por servicios de salud.

Hay casi 1.3 millones de michoacanos sin acceso a servicios de salud y casi 900 mil guerrerenses. También hay más de 750 mil neoloneses, casi medio millón de sonorenses y casi 300 mil queretanos en esta condición. Lograr cobertura universal debiera ser una prioridad urgente –no para fines de sexenio- de los nuevos gobiernos. Garantizar además que el acceso sea efectivo y no una “afiliación” de papel sin un respaldo en la capacidad de atención y resolución de los servicios públicos de salud es una alta prioridad. Esta es la agenda local de la Acción Ciudadana Frente a la Pobreza en estos cinco estados y también en otras entidades federativas. Enfrentar la pobreza y la desigualdad requiere mejorar el ingreso de los hogares y poder ejercer el derecho a la salud y otros derechos sociales. No son objetivos maximalistas. No es imposible. Se requiere decisión romper la inercia de la dispersión programática, de la desviación y dispendio de recursos y del empoderamiento de la ciudadanía para vigilar que los recursos se apliquen bien. Esa es la propuesta. Dijimos que no basta votar. Hay que exigir. Aquí los datos básicos de porque hay que generar una agenda compartida para lograr economía incluyente y ejercicio de derechos sociales, iniciando por el acceso efectivo a la salud. La ciudadanía puede exigir y generar espacios de participación, exigibilidad y vigilancia en el cumplimiento de estos objetivos. No sólo en estos cinco estados, pero en ellos se presenta una gran ventana de oportunidad. Desde la Base: Red de Instituciones Especialistas en Juventud (RIE) En 2025 se cierra la ventana de oportunidad del bono demográfico –es decir, la mayor población en edad productiva en comparación al volumen de población dependiente. La RIE busca el reconocimiento de las personas jóvenes como sujetos plenos, para que se empoderen en el ejercicio de sus derechos y participen en la construcción de comunidades democráticas, incluyentes y equitativas La Red de Instituciones Especialistas en Juventud y Desarrollo (RIE), está integrada por 20 organizaciones de la sociedad civil y tiene presencia en 15 estados de la República Mexicana. Uno de sus objetivos es interactuar con actores sociales y políticos, nacionales, regionales e internacionales, para incidir en políticas públicas de juventud y posicionar en las agendas de esos actores el enfoque de las personas jóvenes.

Foto Red de Instituciones Juventud y Desarrollo

De acuerdo con RIE, el desarrollo integral de las personas jóvenes en México, es fundamentalmente un tema de ejercicio de derechos por parte de las y los mismos jóvenes, así como un conjunto de garantías que debe asumir el Estado mexicano. Por tanto, el desarrollo juvenil no es sólo una aspiración, es también una condición de cualquier estrategia de desarrollo nacional pertinente. RIE forma parte del Consejo de Organizaciones que integran la Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, su trabajo con la juventud del país puede consultarse acá. Unión de Esfuerzos para el Campo, A. C. (UDEC) La Unión de Esfuerzos para el Campo (UDEC), es una organización fundada en 1983 por un grupo de profesionistas, que desde entonces trabajan en 71 comunidades rurales del estado de Querétaro. UDEC desarrollado varios modelos de trabajo comunitario en el medio rural, como son: sistema de ahorro y préstamo, una propuesta y práctica educativa, un proyecto de apoyo a la cultura agroecológica y el impulso de las ecotecnias, y la práctica de traspatio familiar y su estímulo a una vivienda sustentable. La UDEC tiene entre sus objetivos, lograr un desarrollo sostenido que ofrezca verdaderas opciones de solución a las necesidades cotidianas de la población rural.

Unión de Esfuerzos para el Campo

Por ello, considera que más allá del solo impulso a la economía, se requiere una propuesta de desarrollo integral que se construya a partir de la educación, la capacitación, la organización y la participación. Y ese es, precisamente el motor que ha impulsado el trabajo UDEC, desde sus inicios, cuando surge con el objetivo de rescatar el enorme potencial del campo en la región de Tequisquiapan, Querétaro, a través de la fuerza productiva de los propios campesinos. Actualmente, su centro de operación se encuentra en ese municipio. El proyecto partió de la hipótesis de que, para realizar un trabajo organizativo permanente, era necesario influir en la vida económica de los campesinos. En la búsqueda de un elemento común que uniera a los hombres, las mujeres, los niños y los ancianos, descubrieron que el ahorro les daba la oportunidad de financiar sus proyectos productivos, además de que permitía la participación de todos. Los principios filosóficos en los que la UDEC basa su operación son: recuperar la dignidad de las mujeres y los hombres pobres del campo; fortalecer a las mujeres en su vida familiar y social; educar a partir de las acciones sociales; desarrollar un trabajo a la escala de su región, no local; lograr la máxima eficiencia y eficacia; y manejar los recursos con transparencia, rendir cuentas y gobernarse con autonomía. La UDEC forma parte del Consejo de Organizaciones que integran la Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, por lo que su experiencia de décadas de trabajo con grupos vulnerables fortalecerá el camino para generar incidencia ciudadana en las políticas públicas. Más información aquí. Leer texto en Animal Político @FrenteaPobreza