Un país sin corrupción #SíQueremos

Un país sin corrupción #SíQueremos

Las elecciones mexicanas se parecen cada vez más a los espectáculos por la permanente exposición de actos de corrupción. Antes, los comicios eran una oportunidad pedagógica para construir ciudadanía. Esa cualidad se ha perdido con grave riesgo para la democracia y la política.

Las elecciones mexicanas se han vuelto mediáticas. Por razones demográficas, los candidatos ya no pueden conversar con los electores directamente para persuadirlos. Ahora esa tarea la cumple el marketing electoral que hace abstracción de las ideas e impone el imperio de las emociones.

Así, los procesos electorales pasaron a ser espectáculos de la televisión y de otros medios. Los debates entre candidatos son una competencia de insultos y acusaciones. Se parecen más a un tribunal que a un acto político.

Ha perdido la política y ha perdido la democracia.

La transformación de los procesos electorales ha traído también otras consecuencias negativas. Las campañas se han encarecido. Para que no se comprometieran con intereses particulares, les dimos a los partidos dinero para pagar sus campañas, pero ninguna cifra les alcanza.

La alternancia en el poder hizo que voltearan a ver a los programas sociales pero descubrieron vías para manipular la voluntad de los destinatarios, no sus bondades. Los políticos inventaron nuevos programas sociales basados en ocurrencias y en sus necesidades electorales, no en las evidencias documentadas sobre la grave situación de la pobreza y la desigualdad en el país.

Los programas sociales se han convertido en eso, instrumentos de política electoral. El porcentaje de la pobreza es el mismo que hace 25 años, pero el número de pobres aumentó en 11 millones más. El uso clientelar de los programas se vuelve cínico.

Un observatorio de Cohesión Social, muchos Puntos Centinelas 

En Acción Ciudadana Frente a la Pobreza entendemos que la corrupción obstaculiza la cohesión social. No puede haber igualdad de oportunidades si los políticos compran la voluntad de los más necesitados con despensas, láminas, bolsas de cemento, varillas y otras migajas.

Creemos que es hora de convertir la indignación en acción.

Nosotros tenemos propuestas para limitar los espacios de la corrupción y por endurecer los castigos a quienes rompen los candados que la obstaculizan. Nosotros estamos dispuestos a denunciar cualquier intento probado de uso indebido de los programas sociales.

Para llevar nuestras propuestas más lejos y documentar los hechos de corrupción y abuso clientelar de los programas sociales  hemos construido un observatorio ciudadano. La idea es reunir los testimonios de los protagonistas, directamente de los destinatarios  de los programas.

Los testimonios documentales nos servirán para exhibir a sus autores ante la opinión pública y hacer las denuncias ante quien corresponda para exigir el castigo respectivo. A partir del compromiso cívico adquirido en las organizaciones de la sociedad civil hemos lanzado la invitación a sumarse a este propósito para convertirse en Puntos Centinela.

¿Qué hace un Centinela? 

A partir de diversas metodologías exitosas hacemos ejercicios de observación sobre temas específicos recopilando información en campo y con los protagonistas del proceso social, generalmente a quienes nadie les pregunta.

Esa información la recopilamos, la procesamos, la convertimos en evidencia y la difundimos en los medios de comunicación y entre otros actores relevantes de la sociedad para que se sumen a la denuncia. Con esa documentación armamos las denuncias o nuevas propuestas para corregir procesos institucionales o creación de nuevos.

Garantizamos a los protagonistas su seguridad a partir del anonimato en la documentación de testimonios. A quienes participan como Puntos Centinela se les otorga el reconocimiento de su sociedad y de las organizaciones que participan en Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

Actualmente estamos haciendo un primer ejercicio relacionado con la medición de la pobreza. Hasta ahora llevamos 25 sesiones en 9 entidades del país y un total de 15 municipios. Queremos reunir muchos testimonios. La meta es reunir 150 testimonios de 50 municipios de 15 entidades.

Juan Pablo Anchondo está llamado a los responsables de los grupos y organizaciones vinculadas a la causa de la superación de la pobreza y la desigualdad para que participen.

Si te interesa participar conéctate:

contacto@frentealapobreza.mx        juanpablo.anchondo@frentealapobreza.mx      

55+55469653                                             Móvil 5569715467