Encuesta Nacional de Percepción sobre el Ejercicio de Derechos 2017

Encuesta Nacional de Percepción sobre el Ejercicio de Derechos 2017

La Encuesta Nacional de Percepción sobre Ejercicio de Derechos revela que el 95 por ciento de los mexicanos está preocupado por la dimensión de la pobreza en México, lo que confirma la urgencia de cambiar el modelo de desarrollo económico y social del país.

La Encuesta nacional sobre percepción de ejercicio de derechos en México es presentada a la opinión pública por Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, como parte del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza que la Organización de las Naciones Unidas conmemora el 17 de octubre desde 1993.

El 66. 8 por ciento de los mexicanos considera que el problema de la pobreza es “muy grave”, mientras que el 27.9 dice que “es grave”, en tanto que un 66 por ciento es pesimista respecto a la posibilidad de superar la pobreza en el corto plazo -menos de 10 años.  El 41 por ciento afirma que es “poco factible”, mientras que un 24.4 % dice que “no es factible” alcanzar esa meta  propuesta por Naciones Unidas para México como parte de los Objetivos del Desarrollo Sostenible 2030.

Esta es la primera vez que en México se dispone de una encuesta nacional específica sobre el ejercicio de derechos, que comprende la percepción ciudadana sobre pobreza, desigualdad, economía incluyente, salario mínimo y respeto a los derechos en México.

La percepción es importante porque confirma que el ejercicio de derechos se acota con la pobreza y la desigualdad que reducen las oportunidades para que quienes la padecen puedan salir de esa condición.

La encuesta fue levantada por la empresa Data Opinión Pública y Mercados en una muestra representativa de los adultos de todo el país, mediante 1200 encuestas  personales a domicilio practica-das en localidades de las 32 entidades. El margen de error  teórico de la muestra es de +/- 2.8 a un nivel de confianza estadística del 95 por ciento.

Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, formada por más de 60 organizaciones de la sociedad civil, propone un nuevo modelo de desarrollo económico y social para lograr cohesión social y construir economía incluyente, derechos sociales, instituciones efectivas y transparentes y una nueva cultura ciudadana de corresponsabilidad. La propuesta presenta cuatro tipos de cambios para cambiar el modelo: Desaparecer (dejar de hacer), Transformar (cambiar a fondo), Mejorar y Crear.

Desaparecer: instituciones y normas legales que generan pobreza. Por ejemplo, las políticas de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (CONASAMI).

Transformar: la actual dispersión de mini programas sociales para integrar un solo fondo de be-cas, una red integrada de salud y un fondo de pensiones para formar un Sistema Nacional de Pro-tección Social con un ingreso mínimo garantizado y acceso universal a servicios de salud. Crear: el Registro Nacional Ciudadano con enfoque de derechos que se convierta en la puerta de acceso única a los programas sociales (padrón único), una contraloría social “ciudadanizada” vin-culada al Sistema Nacional Anticorrupción y desarrollar nuevos sistemas de conversión y alianza público-privada- sociedad civil para crear opciones de segunda oportunidad para jóvenes en re-zago educativo y sin empleo.

Mejorar: Priorizar la atención preventiva en la salud y la detección oportuna de riesgo de enfermedades crónicas, el protocolo de atención al desarrollo del cerebro en los primeros mil día de vida (desarrollo infantil temprano) y mejorar la calidad educativa en las zonas con mayor pobreza en un esquema de calidad con equidad.

La Encuesta presenta otros datos que son relevantes:

¿Qué tan grave considera que es el problema de la desigualdad? se preguntó a los mexicanos en-cuestados. 44.1 % lo consideró “grave” y 41.5 % “muy grave”. ¿Qué tan factible considera que es superar la desigualdad en México en el corto plazo -en menos de 10 años? Un 42 % lo consideró “poco factible” y un 17 % dijo que “no es factible”, mientras que un 27. 6 % creen que sí es “factible” y un 10. 9 % creen que es “muy factible”. Es notorio que a mayor escolaridad entre los mexicanos es mayor el pesimismo sobre la posibilidad de superar la desigualdad y la pobreza.

La percepción de los mexicanos es abrumadora (87.7 por ciento) al considerar que las instituciones de gobierno “no” respetan los derechos de todas las personas. El porcentaje que dice que “no” hay respeto a los derechos aumenta (92%) entre quienes tienen educación universitaria.

Un tema en que el consenso es total es que el 99% considera que el salario mínimo vigente de 80.04 pesos diarios es insuficiente. Y el 84% asigna la responsabilidad al gobierno. Solo 11% a los empleadores.

Un 71. 1 % de los encuestados dijo también que “no” consideran que en México las instituciones y servicios públicos de salud (Seguro Popular, IMSS o ISSSTE) garanticen el derechos a la salud de todos los mexicanos. El alto nivel de la respuesta negativa confirma que en México el acceso a la salud aún no es efectivo, a pesar de que haya aumentado en los registros el número de los derechohabientes. El acceso sigue afectado por la insuficiencia de la infraestructura, de personal médico y paramédico y de medicinas.

Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, una agrupación que comprende a más de 60 organizaciones de la sociedad civil, considera que entre las razones que contribuyen a mantener elevada la percepción de la pobreza en México es que desde hace 25 años afecta a más de la mitad de la población, las comunidades indígenas, las zonas rurales y las entidades más pobres como Chiapas, Oaxaca y Guerrero, siguen siendo muy pobres y el comportamiento de los políticos con los programas sociales se hace cada vez más ofensivo y cínico.

Al respecto, un 54 por ciento de los encuestados respondió que los programas sociales “sirven para conseguir votos y apoyo político a los gobernantes”.

La organización sostiene que es un mito que los pobres estén así por flojos, porque no trabajan. Los datos de la Encuesta Nacional de Gasto e Ingreso de los Hogares indican que el 79 por ciento de los hogares más pobres del país tienen ingresos por trabajo. Las transferencias de programas guberna-mentales representan un 17 por ciento de su ingreso y las remesas del exterior representan sólo el 2 por ciento del ingreso por hogar que en el caso de los más pobres del país es de apenas $1,350.00 pesos al mes.

La Encuesta Nacional de Percepción sobre Ejercicio de Derechos en México y la propuesta de Cohesión Social se dio a conocer este lunes 16 en una conferencia de prensa, como parte de la conmemoración del Día Internacional de la Erradicación de la Pobreza, instituido por la ONU desde 1993. La encuesta puede consultarse completa o en una versión ejecutiva  en www.cohesionsocial.mx, podemos remitirla por correo electrónico si la solicita a contacto@cohesionsocial.mx .