Espacios de cooperación en las Américas
Espacios de cooperación en las Américas

Espacios de cooperación en las Américas

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) elaboró el presente estudio en el marco de la Séptima Cumbre de las Américas, celebrada entre el 10 y el 11 de abril de 2015 en la ciudad de Panamá, Panamá. En el documento se describen de manera sintética los vínculos económicos más destacados existentes entre los países de América y se subraya la importancia de la cooperación para avanzar hacia la materialización de la aspiración compartida de un mayor bienestar para toda la población.

La CEPAL señala que a pesar de los avances considerables logrados en los últimos años en diversos ámbitos, América Latina y el Caribe requiere todavía de profundos cambios estructurales para avanzar en un camino de igualdad y prosperidad para todos. Por lo que el organismo internacional urge impulsar y apoyar una transformación en las estructuras productivas, la inversión en tecnología y el conocimiento, de manera de dinamizar el crecimiento económico.

Señala que ve con preocupación una incipiente tendencia al estancamiento de la velocidad de reducción de la pobreza, así como el hecho de que, pese a logros significativos, la región aún presenta los mayores índices de desigualdad del mundo.

Destaca también que, más allá de sus diferencias y de sus altos niveles de bienestar y progreso social, Canadá y Estados Unidos comparten la inquietud ante una creciente desigualdad en sus economías y la necesidad de fortalecer a la clase media. La economía mundial globalizada exige un nivel cada vez mayor de internacionalización y competitividad, y hace impostergable la tarea de avanzar hacia economías basadas en el conocimiento.

Conjuntamente con los esfuerzos nacionales, la revitalización de las relaciones hemisféricas ofrece valiosas oportunidades para hacer progresos en esa dirección y propiciar una inserción internacional conducente al cambio estructural. Una mayor cooperación hemisférica en favor del fomento de economías más competitivas e inclusivas, que reduzca las persistentes brechas de desigualdad que atraviesan la región, contribuirá a responder a estos desafíos en beneficio de todos, indica.