financiamiento

¡Ya bájenle! Tercera llamada

27-10-15

El único presupuesto intocado por el recorte para 2016 es el financiamiento público a los partidos. Junto con otros privilegios de la clase política, esto constituye una afrenta a la moral pública y a la salud republicana. Todavía es posible corregir algunas de estas situaciones en el Decreto del Presupuesto 2016. Para lograrlo, se requiere ampliar la exigencia desde la sociedad a la Cámara de Diputados. El financiamiento público a los partidos políticos está fijado en la Constitución. Esta previsión presupuestal es única en todo el texto.

Palabras clave: