Frente a la Pobreza ¿maquillaje o medidas de fondo?

Frente a la Pobreza ¿maquillaje o medidas de fondo?

29-03-16

El Panorama Social 2015 de la Comisión Económica para América Latina (Cepal) de la ONU confrma que a diferencia de la mayoría de países en la región, en México la pobreza se incrementa. Frente a esta realidad urgen nuevas políticas económicas que logren mejores resultados. Por desgracia, en lugar de asumir medidas más efectivas y de fondo, las autoridades parece que pre eren el maquillaje de cifras y el debate sobre metodologías.

El pasado 22 de marzo, la Cepal presentó la nueva edición de su informe anual Panorama Social de América Latina. Nuestro país resulta evidenciado como uno de los cuatro países de la región que no lograron avances en la reducción de la pobreza. México retrocede casi 3%.

La mayoría de los países de América Latina avanzaron. Uruguay, Perú, Chile y Brasil lograron reducciones significativas de pobreza entre 2010 y 2014, de entre 11% y 6%. La respuesta de las autoridades no es adecuada. El titular de Sedesol que pedía usar los datos de la ONU para minimizar los datos adversos de Coneval, ahora descalifica la metodología de Cepal, supuestamente porque usa la misma canasta alimentaria desde hace más de 30 años.

El informe de Cepal es útil porque permite comparar “con la misma vara” de medición a los países de nuestra región. En este caso, el hecho doloroso es el contraste con lo que sucede en los otros países que sí lograron avanzar. Sin negar limitaciones en la metodología de Cepal, el resultado es similar a lo que ya nos habían dicho Coneval y los datos del Inegi: La pobreza se incrementa y el factor central son los bajos ingresos de la población.

Y la respuesta, al menos en parte, la ofrece el propio informe. Para lograr mayores avances en la reducción de la pobreza, la Cepal recomienda: (I) Mejorar la cantidad y calidad del gasto social. (II) Reducir las brechas estructurales de los mercados laborales con políticas de inclusión laboral y productiva. (III) Fortalecer la institucionalidad de las políticas de desarrollo social. (IV) atender los cambios demográficos. Por cierto, los datos y las recomendaciones de la Cepal confirman el diagnóstico y las propuestas de la Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

Sólo como ejemplo, para lograr economía incluyente, hemos propuesto la reestructuración de los programas de apoyo productivo para fortalecer las empresas de la economía social, así como el ajuste al salario mínimo por encima de la línea de pobreza. En relación con la mejora institucional, hemos propuesto mecanismos como el padrón único de bene ciarios y el acceso a la información en datos abiertos, entre otras propuestas. Ante los resultados negativos, resulta preocupante que se pretenda alterar los datos usados en la medición de la pobreza.

La semana pasada se ha sabido que Sedesol propone crear un “estado de cuenta social” que se distribuiría periódicamente a los hogares para que contabilicen bien las transferencias y subsidios que reciben a través de los programas sociales. Este “estado de cuenta” alteraría la medición de la pobreza. Lo que se pretende es modificar las respuestas de la población en las encuestas de ingresos y gastos del Inegi. Eso modifica el dato fuente y hace que los resultados no sean comparables con las mediciones previas.

La preocupación crece si al “estado de cuenta” se suman los spots y otras acciones directas realizadas por gobiernos locales para inducir respuestas más positivas en las encuestas del Inegi. Frente a la pobreza no es aceptable el maquillaje. De poco servirá cambiar el dato sin cambiar la realidad. Leer en El Universal