Riesgo de uso electoral de programas sociales en Chiapas

Riesgo de uso electoral de programas sociales en Chiapas

02/18

  • Chiapas, estado muy pobre, reserva electoral de los partidos.
  • Uso electoral de dinero para la pobreza, una práctica común.
  • Sociedad civil vigilará el uso electoral de los programas sociales.

Acción Ciudadana Frente a la Pobreza expresó su preocupación por los indicios que advierten que, en el proceso electoral de este año, Chiapas será uno de los escenarios favoritos de los partidos políticos para disputarse los votos de las personas en pobreza, porque para los políticos “Chiapas no es el estado más pobre, sino una reserva electoral”.

Desde la Acción Ciudadana Frente a la Pobreza se considera que la utilización de la Secretaría de Desarrollo Social como trampolín electoral es reprobable cuando esta tiene acceso a información oficial sobre las personas que viven en pobreza, particularmente a los padrones de beneficiarios de los distintos programas sociales, sus operadores y sus mecanismos los cuales, en manos de operadores políticos, son un riesgo para la manipulación, la compra y coacción del voto y el uso clientelar de los programas.

En ese sentido, la reciente designación de Luis Enrique Miranda Nava como delegado del PRI en esa entidad luego de haber sido titular de la Secretaría de Desarrollo Social es motivo de preocupación y prende los focos rojos respecto de un posible uso electoral de la pobreza en Chiapas.

Es sabido que, en ese estado, cuatro de cada cinco chiapanecos, aparecen en los padrones de beneficiarios de la Secretaría de Desarrollo Social, detalló al recordar algunos datos que ilustran la situación de pobreza de este estado.

En Chiapas el 79.8 por ciento de su población vive con ingresos por debajo de la línea de bienestar; ocho de cada diez personas son pobres en ese estado que surte la mayor parte de la electricidad que consume el país. Hay más de 4 millones 250 mil personas en esa situación.

En Chiapas, un estado rico por su abundancia en recursos naturales, el 81.2 por ciento de la población carece de seguridad social y la mitad no tiene ingreso suficiente para comer. Son más de 2 millones 600 mil personas cuyo ingreso no cubre el costo de la canasta alimentaria, por lo que viven en una condición extrema de la pobreza.

“Sí nos preocupa el caso del nuevo delegado del PRI y ponemos el acento en un hecho: se ha convertido en una práctica común de todos los partidos el uso de recursos presupuestales para los programas sociales en el proselitismo electoral, lo que pueden afectar la equidad de las contiendas” dijo Alberto Serdán, coordinador de la Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, quien señaló que los políticos de todos los partidos hacen una práctica clientelar cada vez más cínica y ofensiva.

Los hechos hacen suponer que los cambios recientes ocurridos en la Secretaría de Desarrollo Social responden más a una estrategia electoral, que a un plan integral para superar la pobreza y disminuir la desigualdad social que afecta a más de la mitad de los mexicanos, cuando se trata de políticos con más experiencia en procesos electorales que en desarrollo, contextualizó.

Que eso no ocurra, depende de los ciudadanos y en particular de la sociedad civil organizada, opina la Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, por ello emprenderá una tarea de vigilancia de los programas sociales en el contexto electoral en el país para denunciar cualquier uso indebido de los recursos presupuestales de los programas sociales.

La Acción Ciudadana Frente a la Pobreza insta a las autoridades electorales a que instrumente a la brevedad acciones eficaces que impidan que el dinero para superar la pobreza sea desviado para campañas electorales o sea utilizado para comprar y condicionar el voto de las y los chiapanecos.

 

 

——0——