Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, 2 años

Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, 2 años

Boletín 06/17

  • Pobreza: el mismo porcentaje (53%) desde hace un cuarto de siglo.
  • En número absolutos: 11 millones de pobres más en 25 años
  • Uso electoral de programas sociales se hace cínico: sociedad civil

En los últimos 25 años, la pobreza en el país se mantiene en el mismo porcentaje afectando a más de la mitad de los mexicanos (53 %), pero cada día aumenta el número de pobres. Hoy se estima que hay 11 millones de pobres más que hace un cuarto de siglo, para sumar actualmente un total de casi 64 millones de personas en pobreza.

Hoy México es más rico, el PIB se duplicó, las exportaciones son cuatro veces más y la inversión extranjera ha crecido 5 veces, en ese mismo periodo. El gasto en política social se ha triplicado en términos reales, pero los resultados son los mismos, debido, entre otras causas, a que en la política social lo que prevalece es la dispersión de esfuerzos y recursos.

La situación se agrava más porque al empobrecimiento perpetuo del país se le añade el agravio que representa el abusivo uso electoral de la política social por parte de políticos que aspiran a cargos de representación popular, como ocurre en los procesos electorales que viven ahora los estados de Nayarit, Coahuila y Estado de México.

“Lo que cada político quiere es tener a la mano su propio programa social para comprar votos. Los políticos han hecho del cinismo una ideología",  dice Héctor Rubio, coordinador de Innovación de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, para explicar porque en México hay más de 6 mil programas sociales,

Resultados recientes de un estudio acordado con el CIDE por Frente a la Pobreza indica que hay programas sociales de vivienda o de atención a adultos mayores, por ejemplo, que se triplican porque operan programas de los tres órdenes de gobierno, sin coordinación ni coherencia en su planeación ni sus metas a lograr, pero si con triplicación de presupuesto, de burocracia y de recursos a su disposición.

El balance de la situación de pobreza y desigualdad hecho por la Acción Ciudadana Frente a la Pobreza con motivo de su segundo aniversario de actividades, revela que la pobreza se mantiene en el mismo porcentaje, mientras la desigualdad profundiza sus efectos sociales.

Hoy 12 millones de mexicanos, el décimo de población que más tiene, se queda con la mitad del ingreso, mientras que los otros 9 decimos de población -108 millones de mexicanos- se reparte la otra mitad del ingreso para sobrevivir. El 1% con mayor ingreso concentra lo mismo que el 60% de la población. 1 millón 200 mil personas ganan lo mismo que 72 millones de personas.

En México el que nace en pobreza tiene muy pocas oportunidades de superar esa condición, afirma Héctor Rubio al insistir en que “todo hace suponer que el elevador social no funciona”

Hoy igual que hace 25 años la cifra es la misma: 6 de cada 10 mexicanos no tiene seguridad social. La seguridad  social  garantiza  servicios  de  salud,  cubre el ingreso en caso  de  enfermedad, accidente o discapacidad, garantiza una pensión en la edad avanzada  y ofrece servicios de cuidado para los hijos.

Así, la seguridad social es un pilar central de la política social.

Y si la falta de seguridad social afecta a los más pobres (43% ) entre los indígenas, solo el 18 % tiene seguridad social.

En el país hay 11 millones de jóvenes mayores de 14 y menores de 24 años que no han podido cursar la educación media superior por carecer de ingresos suficientes para pagar una colegiatura, comprar libros o para ocuparse solo medio tiempo.

2 millones 400 mil trabajadoras del hogar no tienen reconocimiento legal de sus derechos y la Ley Federal del Trabajo legaliza jornadas de hasta 12 horas para ellas.

El salario mínimo es insuficiente para adquirir una canasta básica. En abril a los trabajadores que perciben salario mínimo les faltaron 14 pesos cada día para comprar una canasta para alimentarse y educarse y dejaron sin atender otras necesidades de su familia.

Estas brechas de desigualdad separan a los mexicanos, la pobreza tan prolongada impide hablar de unidad nacional. La urgencia de superar la pobreza y atacar las causas estructurales de la desigualdad es evidente.

Acción Ciudadana presentó en enero de este año un llamamiento a la unidad a partir de las propuestas de la cohesión social centradas en la urgencia de construir una sociedad con igualdad de oportunidades, sin privilegios ni corrupción.

El llamado es a todos los actores sociales y políticos para impulsar cambios institucionales que eliminen las barreras legales y acaben con las negativas prácticas políticas que impiden que haya un ejercicio pleno de los derechos sociales como mandata el artículo primero constitucional.

Los mexicanos tienen derecho a una educación de calidad. Tienen derecho al acceso efectivo de la salud, a un salario suficiente y con derechos laborales reconocidos.

Contacto para medios:  Diana Turner: 55 85 80 65 25 / Rosa Elena Luna: 55 22 71 56 86