Jóvenes con rumbo #SíQueremos

Jóvenes con rumbo #SíQueremos

Un centenar de jóvenes, muchachas y muchachos, van a graduarse en un programa alternativo de formación para jóvenes en rezago educativo grave. La ceremonia muy solemne será en el Instituto Tecnológico de Monterrey, allá en la Sultana del Norte, en la segunda quincena de junio.

En la misma ciudad, uno de los hoteles más lujos del país les ofrecerá un desayuno para celebrar el acontecimiento. El hotel está muy orgulloso de participar en el entrenamiento laboral de los jóvenes. Los invitados especiales serán los periodistas de Monterrey, conductores de televisión, de radio y reporteros para que den testimonio del esfuerzo conjunto de los jóvenes, de los empresarios y de las organizaciones de la sociedad civil que promueven el programa Jóvenes con rumbo.

 

El problema que intentan solucionar es el que representa la incorporación anual de cerca de un millón jóvenes a la lista de #JóvenesSinSin, o sea esos jóvenes a los que la sociedad ha dejado sin la oportunidad de continuar sus estudios y sin la oportunidad de obtener empleos remunerados por su falta de capacitación y experiencia. Sí trabajan y sí quieren estudiar, pero no hay espacios para muchos de ellos que quedan en empleos informales, precarios e incluso pueden ser víctimas del crimen.

El problema es grave en magnitud: casi 400 mil jóvenes no terminan la secundaria o no siguen adelante al terminar y más de 600 mil jóvenes abandonan los bachilleratos y demás planteles de educación media superior CADA AÑO. Hay muchas razones, en la mayoría de los casos no es por la incapacidad académica de los jóvenes, sino porque no tienen dinero para comprar libros, no les alcanza el ingreso para pagar el transporte, porque la escuela los rechaza y los pretende disciplinar como a niños, aplica sanciones por su forma de vestir o incluso porque el horario de trabajo es incompatible con las horas de clase.

YouthBuild ha probado la eficiencia terminal de un programa que combina la escolaridad con la práctica laboral, de manera que los jóvenes que ya rebasaron la edad para incorporarse a la educación media superior pueden cursar ese ciclo y en un alto porcentaje conseguir un contrato laboral con mejor remuneración salarial.

Servicios a la Juventud, A. C y Jóvenes Constructores de la Comunidad, entre otras organizaciones de la sociedad civil, se han aliado con YouthBuild en México para replicar el programa con éxito. En la primera generación hay jóvenes que participaron en el programa en Tijuana, Mérida, Ecatepec y Monterrey.

Notable eficiencia terminal

Lo más notable del modelo es su eficiencia terminal. En el caso que comentamos de 119 inscritos, 100 terminaron el curso. 81 por ciento de eficiencia en retención.

83% de jóvenes con primaria terminada, están cursando la secundaria
75% de jóvenes con secundaria trunca, terminaron secundaria
82% de jóvenes con secundaria trunca, iniciaron bachillerato

Al mismo tiempo que mejorar su nivel educativo, aprendieron un oficio 

Gastronomía y gestión restaurantera
Auxiliar de oficina
Turismo y gestión hotelera
Electricidad
Auxiliar Educativo

El mejor nivel educativo y la capacitación en un oficio es acompañada por una oportunidad de tener las habilidades del Siglo XX1: Tecnologías de la comunicación e inglés. Todos manejan la paquetería básica de la computadora, navegan en redes, saben investigar en internet.

Acción Ciudadana Frente a la Pobreza se ha sumado a esa alianza para ampliar la incidencia del programa y, sobre todo, contribuir en el desarrollo de un modelo más amplio que a nivel internacional se conoce como Segunda Oportunidad.

El gobierno del Estado de Chihuahua ha aceptado iniciar ya el programa de 2ª Oportunidad y se realizan gestiones para que otros gobiernos estatales lo adopten con el apoyo de empresarios.

Acción Ciudadana piensa que la cohesión social del país que queremos se puede lograr sólo si damos más oportunidades a los jóvenes que han sido excluidos del desarrollo.

Se puede tener más información visitando www.jovenesconrumbo.org  www.cohesionsocial.mx